Eficacia on-line para la red de El Dedal de la Tata

Se trata un programa on-line, centralizado en un servidor de última generación con soporte técnico 24/7, que otorga acceso inmediato en cualquier momento y de manera flexible.

“El Dedal de la Tata” inaugura un nuevo sistema informático con el que mejora la calidad del servicio y la atención tanto de sus clientes -ofreciéndoles un servicio rápido, fiable y económico-  como de sus franquiciados  -brindándoles una potente herramienta para gestionar su negocio de la forma más eficiente-. Se trata un programa on-line, centralizado en un servidor de última generación con soporte técnico 24/7, que otorga acceso inmediato en cualquier momento y de manera flexible, lo que nos permite realizar sobre el mismo las oportunas modificaciones y ampliaciones  en función de las necesidades del mercado.

Asimismo, le da al franquiciado un mejor control sobre la productividad, permitiendo conocer  en cada momento qué prenda se está cosiendo y por qué empleado, a través de Internet. La atención al cliente se verá mejorada al poder acceder vía web desde cualquier dispositivo con acceso a internet (ordenador, teléfono móvil, etc.) y a cualquier hora, al estado de su prenda y saber de esta manera cuándo estará lista para ser recogida.
La evolución y la innovación son dos constantes que “El Dedal de la Tata” mantiene en vigor aún a pesar de la crisis.
 

Propuestas para mujeres emprendedoras

Otro de los sectores que suele estar copado por mujeres es el de los arreglos de ropa. Franquicias como El Dedal de la Tata se desarrollan con esta actividad. Ana Cruz, directora general de la marca destaca que este sector una requiere cierta cualificación que por lo general es más completa en las mujeres. “Enfocamos el negocio a emprendedoras que busquen una inversión rentable y un desarrollo profesional dentro de un sector en auge. También nos dirigimos a mujeres que quieren abrir un negocio con garantías de viabilidad como autoempleo”, explica Cruz.

Mónica García abrió su franquicia de El Dedal de la Tata hace tres años en Gijón. Conoció a la marca como clienta y tras estudiar su gran rentabilidad, se unió a la cadena. La calidad del servicio, su impecable imagen y su capital 100% español fueron los factores que hicieron que Mónica García se decidiera, aunque “el factor decisivo fue la baja inversión requerida”, afirma la emprendedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>